domingo, 22 de noviembre de 2015

Rendidos al arte

En Valladolid hay un sitio donde se enseña a vivir bailando. Hay muchas formas de vivir, también hay muchas escuelas de baile, pero mis hijas van a Bailarte, que es una escuela de baile y vida. Las dos hermanas que la gestionan, Amaya y Macarena López Menchero, son un ejemplo diario de trabajo y esfuerzo, tanto para los alumnos como para nosotros, los padres.

En Bailarte se aprende ballet, se aprende flamenco, se aprende a bailar sevillanas y se aprenden danzas urbanas, además de teatro y canto, pero también se aprende respeto, disciplina, tolerancia, esfuerzo, autonomía y muchos otros valores que como mejor se pueden enseñar es con el ejemplo. Porque tan importante es recibir una clase maestra de las bailarinas del ballet de Moscú, como ir a bailar en Navidad a la residencia de ancianos de nuestro barrio para alegrarles un poco el día a los abuelos que allí están.

Bailar genera endorfinas, tonifica la musculatura y nos relaja. Ayuda a combatir el estrés, mejora la autoestima y la propiocepción, facilita la cooperación y el trabajo en equipo y nos permite expresar emociones usando la música como hilo conductor y a nuestro propio cuerpo como canal de comunicación. Nos hace evadirnos, nos oxigena y mejora nuestra autoestima. 


Hoy las hermanas López Menchero han reinaugurado su escuela, ubicada desde principios de este curso en un nuevo local de la calle Velázquez, más grande, más equipado, pensando siempre en los alumnos. La celebración ha consistido en un festival de actuaciones de la escuela que hemos disfrutado todos los que nos consideramos parte de esta gran familia llenando el Auditorio de la Feria de Muestras. 

Escribo esta entrada para agradecer a Amaya y Macarena su profesionalidad, su dedicación y el cariño que han demostrado hacia los alumnos, así como la ilusión que ponen en cada nuevo proyecto y el interés que muestran por las familias que llevamos allí a nuestros hijos. Es un entusiasmo contagioso el que transmiten y por eso los acompañamos en todos sus proyectos, y con ellas bailaremos siempre hasta caer rendidos, rendidos al arte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario